Páginas

19/10/14

¡Que gran Caracas!

Nací en Maracaibo, y desde pequeño, todos los años, tuve la oportunidad de ir a Caracas de vacaciones por tener familiares que residían en la capital. Con cierta propiedad puedo mencionar: ¡Cómo ha cambiado Caracas!

Tengo muy buenos recuerdos de Caracas. Para alguien que era un niño, la diversión era fácil de conseguir sin mucha tecnología alrededor que lo distrajera. Los juegos tradicionales; el darse una vuelta por el Parque del Este y admirar una carabela donde uno podía explorarla por dentro e imaginarse cómo llegó a encallar en un parque en medio de la ciudad, y también en ese mismo parque, navegar en unos botes sobre un lago artificial que era -ya en ese momento- contaminado por donde se observara.

Sin embargo, la felicidad sobreabundaba. La novedad de ir al zoológico de Caricuao, con unos animales que más que exóticos y en peligro de extinción, eran los más comunes, pero en la infancia uno solo ve novedad y asombro. En cambio, cuando uno ya es adulto solo ve rutina y caos, en lugar de seguir viendo la capital con ojos de niño, ilusionado por aquello que está por descubrir.

Mis recuerdos de Caracas, están muy ligados al recuerdo de una tía, Maní, como cariñosamente la llamábamos; era la dueña de la casa en la cual me hospedaba con mi familia en La Florida, muy cerca del Comité Ejecutivo Nacional de Acción Democrática. Esta casa más fría por dentro que por fuera, adquiría un olor característico, con sus paredes corrugadas, con su puerta de entrada parcialmente de vidrio, y con misteriosos cuadros de familiares  que posaban y te hacían el guiño.

Esta casa ha desaparecido, pero queda el recuerdo de estar sobre una calle ancha donde coincidía, duramente mi visita anual, dos acontecimientos comunes en mi historia.

El primero era la grabación de varios capítulos de novelas sobre esa calle, el cual era un espectáculo en la curiosidad de niño por averiguar si alguno de esos actores era conocido por verlo en la televisión y si habría oportunidad de pedirle un autógrafo.

El otro acontecimiento, era un camión de helados que emitía una pieza musical de tradición, que nos indicaba la acción de gritar "heladero, heladero" para que frenara -sin que la música callara- y poder pedir los helados de nuestra preferencia, independientemente de contar con el apoyo inicial de nuestros padres para el financiamiento de los mismos.

Otra actividad que disfrutaba al venir a Caracas, al ser la ciudad de Maracaibo prácticamente plana, era visitar el cerro Ávila, escalarlo sobre los brazos de mis padres, y divisar, con aire puro incluido, la pasividad y visibilidad de una Caracas que al día de hoy es una verdadera selva. 

Finalmente, un recorrido obligado al visitar Caracas, era ir al centro. Hace un par de años atrás, volví a la misma zona, donde pude divisar la casa natal de Simón Bolívar, la cual había visitado varias veces cuando niño. También estuve muy cerca del Congreso Nacional, llamado Asamblea Nacional actualmente; el centro de Caracas, con sus Torres del Centro Simón Bolívar o Torres de El Silencio, sobre la avenida Bolívar, es un espectáculo que ayer se admiraba y con libertad se paseaba, y hoy está dominada por la economía informal en todo su esplendor y extensión.

¡Cuánto extrañamos de esta ciudad!  Gritos al unísono haríamos a diario para volver a las tradiciones y lugares con los que crecimos, y a un paisaje más amigable con los ciudadanos y las generaciones de relevo. Sería como volver a ver a un familiar perdido, a un amor que estaba en el olvido o a recuperar a esa hija abandonada.

No abandonemos la ciudad, y mucho menos permitamos que nos quiten el recuerdo de lo que era. Convirtamos el ayer, el pasado, no en un lamento, sino en un presente de querer vivir hoy con la Caracas que teníamos.

8/8/14

Como fui censurado del Diario El Universal

El 30 de julio, recibí un correo electrónico del Editor de Opinión del diario venezolano El Universal que me escribía:

"Buenas tardes y saludos, espero que se encuentre bien.
Lamento tener que informarle que debido a la reestructuración editorial que adelanta el diario El Universal se han hecho una serie de ajustes y por esta razón ya no podremos darle curso de publicación a sus artículos temporalmente."

En realidad, me extrañó poco, debido a los antecedentes que se han presentando de parte de los nuevo dueños de diferentes medios de comunicación adquiridos en los últimos dos años en Venezuela;  y que han marcado una "línea editorial" censurada que ha traído como consecuencia la salida de muchos profesionales del periodismo.

Sin embargo, al ser muy crítico del gobierno, y en algunas oportunidades de la oposición, pensé que había sido el único afectado. Pero en pocas horas había una larga lista de colegas que les habían dicho -muy respetuosamente- que dejarían de ser columnista del diario mencionado. Es importante resaltar que muchos de nosotros lo hacíamos ad honorem.

Para mí es una gran perdida el espacio que nos quitan. No en centimetraje, sino en la libertad de expresión que muchos respetábamos de este diario centenario.

De ahora en adelante, seguiré publicando mis opiniones a través de este blog y tal vez surja un próximo proyecto, en donde, libremente, participemos todos los columnista que de una forma u otra ya no estamos en el Diario El Universal.

Debo aclarar, que estoy categóricamente seguro que quien me envió la comunicación -a quien conozco- no tomó la decisión. Inclusive me atrevería a afirmar que él tampoco está de acuerdo.

Para los que deseen ver los artículos desde el 2011 hasta este año lo pueden hacer en este link.


12/7/14

Guinness Empty Chair of Loyalty

En conmemoración a la Independencia de los Estados Unidos el 4 de julio pasado, la cerveza Guiness lanzó un comercial rindiendo honor a las Fuerzas Armadas que luchan por su país, a pesar de no ser causas que les afectan directamente.

Campaña clara. Pocas palabras. Música magistral. Con acciones y gestos que son predominantes y el éxito de esta campaña.

Al final un locutor menciona: "The choices we make reveal the true nature of our character. Guinness proudly raises a glass to those who are #MadeOfMore”.



18/6/14

La implosión del llamado Madurismo

La carta pública de Giordani, a pocas horas después de su destitución, deja entrever, o mejor dicho, manifiesta lo que todos olíamos sin ser expertos cazadores de chismes y polémicas: lo que creo Chávez en 14 años, Maduro lo está destruyendo y causando más fracturas y divisiones, que uniones y satisfacciones.

Como dicen, el dinero no lo es todo. La conciencia existe y actua en cualquier persona en el momento menos esperado, a pesar de estar estas personas llenas de tanto poder, dinero y odio, y sobre todo de ser responsable de gran parte del daño causado a los venezolanos, siempre prevalece el raciocinio originado luego de actos que afectan el sentimiento del desprecio, de no ser escuchados, y que por ende se traducen en sed de venganza al hablar públicamente y expresar las opiniones. Tal habrá sido el hedor dentro del gobierno, que Giordani no tardó ni medio día en lanzar un carta que denota haberla escrito o al menos pensada, mucho tiempo antes.

Esta carta ha causado más sensación que las últimas apariciones en medios de Capriles. Como oposición suena contundente la salida que propone María Corina, Ledezma y López, sin embargo legalmente es complicado que esto vaya a ocurrir. La opinión de la MUD es más de palabras y frases que rimen y causen gracia. Por eso hay una solución que puede llegar a dar los resultados esperados: una implosión en el gobierno.

Otra causa que puede originar este éxodo y deserción Chavista-Madurista es la avaricia. Mientras más tengo, más quiero. El Gobierno venezolano no va a poder satisfacer la demanda de los diferentes sectores -en especial de las Fuerzas Armadas- que solicitan más dinero a cambio mantenerse unidos. Esto es algo como el uso y dependencia a la morfina. Es posible que poco tarden en no poder suplir esa exigencia cada vez mayor.

Y una última. La conciencia de no soportar más allá. La gente se cansa, pero principalmente sabe perfectamente cuando está haciendo el mal o actúa en contra del bien común.

Esto no es un juego de dos y tampoco de niños. La oposición no le servirá de nada inmiscuirse. Sin embargo, el Gobierno estará dispuesto a comprar conciencias para suplir las carencias claras y palpables del liderazgo del hijo de Chávez, antes que hacer una genuflexión ante la oposición interna y externa venezolana.

29/5/14

Eco Bici: Vite en Buenos Aires

El fenómeno de la reducción del trafico y la contaminación ambiental, la mejora de la salud y la comodidad son los principales razones para implementar las rutas exclusivas de bicicletas e inclusive el alquiler de las mismas por trayecto.

Hay varios países que tienen este proyecto en sus principales ciudades, especialmente en las capitales. Uno de ellos es Buenos Aires (Argentina) que a través de EcoBici -la cual posee 800 bicicletas públicas, 32 estaciones y 100 km de vías para transitar. Estos son los póster que se hicieron para esta campaña con motivo de  promover el uso de las bicicletas.








23/5/14

Los oídos sordos de la MUD

Ya han pasado 3 meses desde las protestas que iniciaron los estudiantes. Han traído muertes sin responsables identificados y juzgados; presos políticos sólo por alzar la voz, y destituciones arbitrarias de funcionarios públicos por causar ruido a nivel internacional. A pesar de este panorama a primera vista negativo, la lucha se mantiene.

Quienes éramos llamados radicales por considerar un error la mesa de diálogo, esta semana se dieron cuenta que teníamos razón. No hay radicalismos cuando no existe la base para negociar. No vale echar tierra temporal a todo lo que ha ocasionado el gobierno a su gusto, para sentarse a crear comisiones como si fuera un Parlamento o una empresa privada.

Durante 15 años el Gobierno siempre ha llevado el paso de este baile de caos y tristeza, mientras la oposición sólo -con recursos cada vez más limitados- se resigna a seguir el paso.  Lo último, destituyen a alcaldes en Táchira de oposición y la MUD acepta esta ilegalidad y propone candidatos. Algunos dirán sobre esto: "es que perdemos espacio" otros diremos, preferimos perder espacio político a dignidad.

El Gobierno nuevamente logró su cometido. Me imagino que habrán pensado: "se tardaron mucho en romper el diálogo". Las declaraciones de la MUD ya no cuentan, y era una muerte anunciada. Parece que más les valía la popularidad, que la necesitad y la lógica que pedía el pueblo.

Ahora la MUD debe aceptar que se equivocó en algo que era obvio, pero también tiene que anunciar de qué forma va a seguir protestando. La sociedad civil y los estudiantes tienen clara la forma de hacerlo, e inclusive el por qué ¿Lo tiene claro la MUD?

Este artículo fue publicado por el diario El Universal el 17 de mayo de 2014.

5/4/14

Venezuela: ¿el último apaga la luz?

El Centro Universitario Miravalles, a través de su director, Roy Campos, me invitó a hablar sobre la situación que está viviendo Venezuela, especialmente desde el 12 de febrero de 2014.

En esta tertulia participaron estudiantes universitarios quienes manifestaron sus opiniones y plantearon sus dudas. Muy enriquecedora experiencia.
Gracias nuevamente.