Páginas

2/7/12

McFlurry, Olimpiadas y la tan demandada pulserita

Había hecho una promesa de no volver a McDonald´s, sin embargo luego de estar viviendo en Costa Rica desde hace más de un año, he roto mi pacto personal, porque hace dos meses la sede de mi trabajo fue traslada a Pavas, y a solo 500 metros hay un restaurante de la franquicia americana.
Pedí mi combo y un compañero de trabajo pidió un McFlurry, la combinación perfecta para ganarse un vaso y una pulsera con los colores alusivos a los Juegos Olímpicos.
El regalo no nos llamaba la atención, a pesar del bombardero comunicacional en medios masivos y las imágenes casi de ensueño de los vasos.
Recibimos nuestro pedido y nos trajeron el vaso, pero no tenía la pulsera. "¿Qué paso?" le pregunté a la empleada de McDonald´s. Ella me dijo: "le quedo debiendo la pulsera, se agotaron". Insisto en que no quería la pulsera y mucho menos el vaso, pero si me decepcionó que una campaña en medios tan fuerte promete algo tan simple como un canje, y llegas a un punto de venta y te entregan a medias el regalo.
El cuento no termina ahí. Esta semana estuve de vuelta en el mismo McDonald´s y con ganas de fastidiar un poco le dije a la cajera de nuevo: "vine a buscar mi pulsera, la que me debía" esperando que me la entregara y hasta le resultara simpático mi comentario. Pero ella me dijo: "la promoción ya se terminó, no hay pulseras".
Esperemos que pronto haya una sinergía entre comunicación + promoción + punto de venta en McDonald´s Costa Rica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario