Páginas

29/12/12

¡Hay que ser bien metido!

El desconocimiento de la salud de Chávez pica y se extiende. Mientras todos estamos atentos a los chismes de pasillo y a las declaraciones oficiales más o menos creíbles, en el país hemos descuidado de alguna forma hacia dónde queremos ir en el 2013.

Podemos sacar conclusiones sobre lo que ocurrirá el 10 de enero, pero mejor debemos reflexionar acerca de los resultados de las elecciones del 16D y de las próximas de abril de 2013. Nuestras victorias no se sacan de grandes “golpes” electorales, sino de batallas pequeñas sin mucha noticia y exposición en medios, además de un plan estratégico proyectado a años y no a meses. A veces la MUD es como un carro viejo, trata de solventar los problemas urgentes, sin ver lo que genera la falla, solo importa que ande, temporalmente.

Como ciudadanos de a pie, debemos ser más protagonistas que simple seguidores que un mesías político, que en realidad no existe -y no existirá- propiamente en nuestro país. Para las elecciones de gobernadores hubo candidatos que están en el ruedo político antes de que llegara el chavismo al poder, e igualmente los que dirigen actualmente varias alcaldías están en la misma situación. La culpa es de parte y parte. Por un lado la humildad de los dirigentes políticos de aceptar que pasó su hora, y la iniciativa de la sociedad civil de postular candidatos fuera y dentro de los partidos políticos que pueden representar mejor a un municipio o gobernación.

Considero que la MUD debe abrir espacios para un liderazgo participativo. El trabajo en las bases de cada comunidad no se está haciendo o se ha hecho mal, porque los resultados han sido palpables y medibles en las dos elecciones de 2012, que han favorecido al partido que gobierna. A veces pienso que nuestros líderes de oposición son como la gente cuando entra el metro en Chacaíto: a correr para agarrar un puesto, sin importar quien verdaderamente está capacitado, habilitado y tiene conexión con los electores para gobernar.

Podría dar mi opinión acerca de una elección presidencial para el 2013, pero todavía es muy pronto. Las declaraciones del chavismos son enfocadas a mantener la “integridad” de la revolución, mientras la oposición tiene diversas opiniones, planteamientos e iniciativas que vuelven gravemente a denotar falta de cohesión en los momentos más importantes.

Está claro que debemos abrirnos a nuevos liderazgos. Es palpable que hay algunos que funcionan, pero a otros hay que decirles good bye. Es evidente que nosotros, como sociedad civil, debemos ser metidos, levantar la mano y decir: aquí estoy. Tómenme en cuenta, quiero construir un país.

Feliz Año 2013.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 29 de diciembre de 2012.

28/12/12

Tesco al consumidor: "Come home to a full fridge"

El año pasado en el post:  Home Plus (Tesco): abre supermercado virtual en el metro de Corea del Sur, hacia referencia a las compras de supermercado de forma virtual, que actualmente ya son muy comunes en diversas ciudades del mundo, y que se denomina M-Commerce.

Tesco, nuevamente, sigue marcado la pauta en el retail mundial. Esta vez les dejaré dos videos.  En el primero verán la tecnología usada en sus puntos de venta que mejora la experiencia de compra del consumidor. Este video, comentado por Mike McNamara, CIO de Tesco, muestra lo asombroso que hoy en día puede ser ir de compras.

El segundo video, también de Tesco, pero fuera del punto de venta, es a través de compras virtuales por medio de un smartphone, en el aeropuerto de Gatwick en el Reino Unido, donde los usuarios pueden comprar mientras esperan su vuelo. "Come home to a full fridge" es el título inicial de la pantalla donde uno puedo realizar la transacción. Esta iniciativa está fundamentada en el éxito que tuvo Tesco en Corea del Sur el año pasado.


23/12/12

¿Qué me traerá el Niño Jesús?

Los niños cada vez son más ambiciosos. Últimamente uno les pregunta a los padres de un niño o al mismo niño: ¿qué le pidió al Niño Jesús? y es imposible recordar la cantidad de juguetes que nombran en un par de minutos. Inclusive el famoso papel para escribir la carta se convierte en una sábana de deseos, muchos de hechos materiales y sin fundamento en la vida. Recuerdo que cuando era niño el sentido de la escasez predominaba, por lo cual la carta era corta y directa. Uno se atrevía a pedir 3 cosas, consciente de que solo le traería solo una de ellas.

La costumbre de la carta al Niño Jesús en algunas familias solo ha pasado a ser un simple juego para niños, que piden lo que ven por los medios de comunicación. Sin embargo, especialmente en la época de Navidad, es un momento de reflexión y de fijar propósitos concretos de cómo puedo ser mejor persona, y cómo puedo lograr hacer a los demás felices. Es importante enfatizar que si bien es una época –por el nacimiento del Hijo de Dios- de dar amor y paz, eso no prela en absoluto con que a lo largo del 2013 nos sigamos comportarnos de la misma forma. Por eso es clave escribir la carta.

En este año 2012 que casi termina, Venezuela ha pasado por muchas alegrías, pero sobre todo por muchos quebrantos. No me refiero al plano electoral, sino especialmente a las muertes violentas que han dejado a muchas familias sin un ser querido que los acompañe, que esté a su lado, y también de una brecha cada vez más grande de violencia verbal simplemente por tener ideas contrarias. Esto no puede seguir sucediendo. Hay cosas que para solucionarse dependerán de mejores políticas en materia de seguridad, pero hay otras que nosotros sí podemos influir y mejorar. No me voy a cansar de repetirlo. Cada uno de nosotros debe servir a los demás. Cada uno de nosotros debe querer a una persona sin que le importe a qué partido pertenece. Atrás quedó el famoso partido de futbolito entre opositores y chavistas, que tenemos que volver a retomar como símbolo de unión.

Pienso que la mayoría de nosotros tiene cierta heridas que deben sanar, y la mejor época para hacerlo es en la Navidad. ¿Cómo hacerlo? Pidámoselo al Niño Jesús. Algunos pensarán que son niñerías, pero yo pienso que es de mujeres y hombres valientes y optimistas hacerlo de esta forma. Pedir con mucha humildad es darnos cuenta de que solo no podemos cambiar. Atrevámonos a cambiar. Tomemos el riesgo de servir a los demás sin esperar nada a cambio. Vivamos con pasión la locura de estar al lado de los seres queridos y de abrazar a los que, sin ser familiares, están a nuestro lado –vecinos, compañeros de trabajo o universidad, chofer de autobús, cajera, dependiente de un negocio, entre otros.
El camino para el 2013 no será fácil, pero tengo la seguridad de que nuestros regalos, concedidos a través de una carta de reflexión, serán mejor el motor que impulsará el deseo de ser todos una sola Venezuela.

Feliz Navidad.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 22 de diciembre de 2012.

15/12/12

El espanto de Chávez

Es muy posible que la ausencia de Chávez se convierta de temporal a definitiva. Solo el tiempo y la enfermedad pueden claramente determinar qué sucederá. Sin embargo, con la designación de Maduro como sucesor y próximo candidato presidencial en el peor de los escenarios para el actual Presidente, la figura de Chávez seguirá estando presente como base fundamental para continuar el famoso proceso revolucionario, que en principio continuará Maduro.

En esta etapa, todavía no está clara quién será el más perjudicado ante una ausencia definitiva de Chávez. Desde mi perspectiva, creo que la MUD nunca ha podido terminar de conocer a su verdadero oponente. Ahora menos que todo indica la salida de Chávez del plano político, y la entrada de otro aún menos conocido. Los medios internacionales se refieren a Maduro como "chofer de autobús" pero nadie de estos medios pone en duda su capacidad para ganar. Y eso es lo grave. ¿Quién pierde con una ausencia de Chávez? Lógicamente la oposición. Porque el chavismo no dejará que le quiten su afán de poder, y por otro lado, la oposición ha pasado por acontecimientos que la han afectado, como: los saltos de talanquera al chavismo, las desincorporaciones de la MUD por no creer en los procesos que ha promovido y sin líder nacional. La MUD no había previsto las declaraciones de Chávez el sábado pasado y tampoco preverá que hará si Maduro se lanza.

Volvemos a caer en lo mismo de siempre. Enfermo o no, quien marca los hechos noticiosos sigue siendo el presidente Chávez. Me parece que las campañas de candidatos han sido minadas por noticias más importantes, e inclusive no hay el menor aire electoral. A duras penas los candidatos de Miranda y Zulia son los que más han acaparado la sintonía noticiosa, sin embargo no es nada comparado con las presidenciales del 7-O. No se escuchan frases optimistas en ninguno de los bandos, y menos aires triunfalistas que se alejaron a gran velocidad luego de la última derrota, y para colmo, los discursos se han transformado –insisto- en ambas tendencias, en denigrar al oponente, cosa que no ayuda al votante. Ha sido una campaña a las gobernaciones fría y casi oculta sin ánimos de figurar. A solo 24 horas de las elecciones a gobernadores se ve muy poco sobre el llamado a votar.

Tanto la MUD como el chavismo recibirán voto castigo de haber elecciones presidenciales en el 2013. La primera a través de la abstención, porque no fue muy agradable para los más de 6 millones de votantes que justo 24 horas después de que perdiéramos Capriles decidiera volver a la gobernación de Miranda, en lugar de seguir como líder nacional, por lo cual mermarán los votos alcanzados el 7-O. Y por el chavismo, porque tal vez sientan que Maduro no es la persona idónea para continuar el proceso que inicio Chávez hace 14 años.

De más está decir que ambos grupos siguen con sus palabras de odio en diferentes medios, la cual es la principal herencia que ha dejado el Presidente en todos los venezolanos. A cambiar. Somos una sola Venezuela.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 15 de diciembre de 2012.

10/12/12

Un regalo de Navidad adelantado

Me parece que no estoy llegando temprano a hablar de la Navidad. Ya desde hace 1 mes, comenzaron los adornos en las casas y comercios para la Navidad. Los centros comerciales adornaron con todo su esplendor cada rincón, y organizan espectáculos para atraer consumidores e incrementar las ventas.
En realidad solo faltan 16 días para la Navidad. Un hecho histórico que si bien algunos tratamos de vivirlo con el mayor apego y felicidad por lo que en sí se celebra y recuerda cada año, otros tratan de solaparlo con mensajes menos directos de "Felices Fiestas" pero sin un sentido claro. Algunas personas no podrán creer en la Navidad, pero con el mayor respeto, ciertamente no es solo una fecha para transmitir amor y esperanza.

Por otro lado, hay que recordar que a pocas horas para que llegue la Navidad, muchas cosas se habrán acabado: compra de regalos para múltiples intercambios, largas filas en cajeros y estacionamientos, cenas más que por gusto por compromiso, y por último y más importante, el freno a los gastos excesivos y desproporcionados. En cambio, lo que está a punto de comenzar es lo más maravilloso del mes de diciembre: el nacimiento del Hijo de Dios, del Niño Jesús.

Los niños lo adoran. No se explican cómo puede tener la capacidad de ir a tantos hogares en tan pocas horas, y generalmente traer lo que le pidieron a través de una carta ilegible la mayoría de las veces. En algún momento, todos hemos pasado por esa experiencia de despertarnos en la mañana del 25 de diciembre y descubrir al pie de la cama un gran regalo, y salir corriendo al cuarto de nuestros padres para mostrar esa sorpresa que tanto ansiábamos.

Esta tradición vale la pena seguirla manteniendo, además de enfatizar en la importancia de esta fecha a celebrar, no por los regalos sino por el significado de la Navidad y su hecho histórico. Si pensamos en las condiciones en que el Niño Jesús nació hace más 2.000 años nos daremos cuenta que fue diferente. No había campanas sonando. Ni actos o vigilias para esperar su nacimiento. No estaba ninguna autoridad para entregarle un reconocimiento. Su lugar de nacimiento distaba mucho de un hospital o casa de familia. Fue un pobre pesebre junto a unas bestias a una temperatura de 6 grados centígrados, si no menos. He pensado a veces, que San José estaría apenado por las pocas condiciones de comodidad que consiguió para que diera a luz la Virgen María, pero tengo la plena seguridad de que el amor no dejó que las adversidades sometieran la felicidad de este momento, al igual que las de acontecimientos posteriores en sus vidas.

Es motivo de reflexión este hecho lleno de humildad, sacrificio, paciencia, alegría y entrega para todas las familias, especialmente en esta época de Navidad. En varias ocasiones he recordado el cuadro de La Sagrada Familia del Pajarito, pintado por Bartolomé Esteban Murillo, en donde expresa la cotidianidad de una familia santa. Fue un pobre nacimiento por las carencias materiales, pero de un ser extraordinario del cual celebramos su cumpleaños, y que siempre está presente en nuestras vidas.

Feliz Navidad.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 8 de diciembre de 2012.

5/12/12

ABSOLUTamente increíble, tengo la Nº 1.408.978

Han pasado dos meses desde que escribí el post Absolut Vodka: ABSOLUTamente Única donde elogiaba "la brillante idea de crear casi 4 millones de botellas, como edición especial, pero con una característica que nunca había visto en el mercado de licores: ninguno diseño es igual y cada botella es numerada." Desde aquel momento me di la tarea de buscar una botella con un número único. ¡Quería una botella única! a pesar de saber perfectamente, que el sabor del vodka Absolut sería el mismo.

Por un momento pensé que estas ediciones estaban reservadas para un grupo muy, pero muy selecto de personas, y por supuesto su valor estaría por encima de los $150. En ambos casos me equivoqué. Tuve la gran suerte de que mi hermano Enrique con su esposa hicieran un viaje a París en octubre, y ante mi insistencia, la encontraran en el aeropuerto Charles de Gaulle. Lo más curioso es que el dependiente de la tienda no conocía este maravillo "secreto público" y su precio fue de $24. Un precio similar a las botellas "normales" que Absolut produce y comercializa.

Me parece fantástico que uno pueda tener botella no solo numerada, sino única en su diseño. El número es diferente en todas las botellas. Esto dice la etiqueta de Absolut Unique:

Absolut Vodka Unique Edition
This is one of millions of uniquely designed bottles.
One of a kind. Millions of expressions.
Nº. 1 408 978



 
 
  

4/12/12

En la pepita del mundo

La semana pasada Félix Baumgartner batía dos récords mundiales impresionantes: saltar desde la estratosfera y que su velocidad de descenso en algún momento superó la barrera del sonido. Todos vimos las impresionantes imágenes cuando muy lentamente se levantaba de su silla dentro la cápsula y se incorporaba como un niño antes de lanzarse a una piscina sobre unas agarraderas, persignarse varias veces, y sin mucho que pensar, con un gusto increíble por algo nuevo, lanzarse al vacío.  Para muchos de nosotros fue algo espeluznante no tener la seguridad de cómo llegaría a 5 minutos de haber iniciado su aterrizaje, a las tierras de Nuevo México.

Esta hazaña fue maravillosa, excepcional, increíble y fuera de toda comparación posible. Si hubiéramos estado dentro de ese traje en lugar de Félix, luego de pisar tierra, muchos -incluyéndome- nos sentiríamos como el amo del mundo, el papá de los helados o simplemente el único humano en realizar esta proeza difícilmente repetible en pocos años. Sin embargo, Félix dijo dos frases que hicieron quedarme boquiabierto. La primera fue: "a veces tenemos que llegar muy alto para ver lo pequeños que somos" y la otra "cuando uno está de pie en la cima del mundo, se es demasiado humilde como para pensar acerca de los récords". Luego de esto, para mí, lo que más batió todo tipo de récord fueron sus sencillas y directas palabras ante la poca cosa que es uno cuando se enfrenta a la maravillosa realidad de lo creado. No me he cansado de ver los videos del lanzamiento de Félix y pienso e imagino qué le pasaría por la cabeza a él al divisar el mundo y tenerlo literalmente a sus pies. Por sus palabras -de nuevo en tierra- deduzco que tuvo deseos de que hubiera paz en tanto países que no la tienen, y para que el mundo cambie y vuelva a orientarse al respeto a la vida y al amor independientemente de las circunstancias que vivamos cada uno.

Por otro lado, hemos visto en los últimos meses deportistas, artistas, o personajes admirados yéndose abajo sus carreras. Lo que los mantenía vivos no era su forma de ser y personalidad, sino la fama que los había soportado como si esta tuviera permanencia eterna. No hace falta ser incisivos para darnos cuenta de que pensamos y actuamos muchas veces, a lo largo del día, como personas insustituibles, creadores de la última palabra, y algunas veces de el universo, pero mientras más tratamos de figurar vanidosamente, más damos a entender frente a los demás el egocentrismo nuestro, que parte de no ver los errores y fallas que cargamos, y que nos convierten en vencibles y humanos. Parte de esto sucede cuando conocemos a alguien que actúa con humildad, y nuestro comportamiento se retrae y caemos en cuenta de que esa acción o palabra es digna de imitar, de hacer copia exacta de la misma. Un ejemplo a seguir.

Por eso nosotros, a pesar de no ser deportista y tampoco famosos -al menos yo no-, tenemos que hacernos valer de lo que somos por nuestro servicio a los demás. Por nuestra humildad. En estos tiempos postelectorales presidenciales, y de las próximas elecciones anunciadas, nuestro trabajo no es de campaña electoral como candidato. El nuestro es de buscar la unión entre los demás. Recordemos que la unión no es utópica, pasajera y estacional. Por eso, no me cansaré de decirlo: tenemos que ser una sola Venezuela.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 20 de octubre de 2012.

3/12/12

En el país de Justin Bieber

Lo que hace Justin Bieber al parecer todo el mundo lo observa. Sus palabras y comportamiento calan como si fuera un dogma a seguir. Es prácticamente el rey de las redes sociales -donde nació en el 2008- y domina su público fuera y dentro del escenario. En Venezuela, a pesar de vivir con el fantasma de Bieber en algunas partes, tenemos nuestro propio artista: Hugo Chávez. Antes de las elecciones presidenciales todos creían que estaba acabado, que su popularidad había disminuido y le causaría la derrota, que su enfermedad le crearía un fenómeno de lástima que no le permitiría alcanzar los votos deseados. Pero nada se cumplió. Todo fue contra todo pronóstico meteorológicamente político estudiado. Más aun, el mismo reporte se sigue dando para las elecciones de diciembre, y en realidad, no estamos seguros que ocurrirá.
 
Lo he dicho antes, no soy chavista y nunca lo seré, pero el Presidente sigue siendo el showman del acontecer venezolano. Luego de las elecciones presidenciales desapareció y hasta hace poco informó que iría a Cuba para continuar con su tratamiento contra el cáncer. Siempre él marca la pauta. Quien quiera figurar de la oposición lo tendrá que hacer para responder a las declaraciones de Chávez, no antes. Es la verdad. Al parecer no hay cabida para resaltar o tampoco hay comentarios, anifestaciones o denuncias que sean más importantes que las palabras de un Presidente que lamentablemente actúa más astutamente y menos visceralmente que la oposición. Como dicen popularmente: "cuando nosotros vamos, él ha ido y venido dos veces".
 
Si hablamos de un pasado muy reciente podemos analizar cómo las palabras de Chávez  expresadas a través de un tweet son esperadas, ansiadas positiva o negativamente, y difundidas por adeptos y contrarios. En cambio, ¿dónde se da ese fenómeno en un líder de la oposición? Todos recibimos a diario chismes, cadenas, fotografías en contra del gobierno actual, pero no caemos en cuenta que más allá de contribuir a mermar este régimen, lo que estamos haciendo es fortalecerlo. A veces pienso que
las palabras en muchos artículos ya se agotaron para escribir contra el gobierno, no porque éste no se siga haciendo las cosas mal, sino porque siempre es lo mismo y no hay nada concluyente. Tomémonos un segundo. Pensemos, si por lo menos un 20% de los articulistas de los periódicos nacionales y regionales comenzamos a escribir sobre otras cosas que ayuden al desarrollo de Venezuela, cosas que pueden ser ideas, consejos, acciones positivas, logros, héroes diarios entre otras, tal vez el panorama comience a cambiar.
 
No dejemos que la contaminación sónica y visual que actualmente nos rodea, domine y convierta en personas sin esperanza. El odio no ayuda a nadie. Siempre debemos sumar.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 1 de diciembre de 2012.