Páginas

29/12/12

¡Hay que ser bien metido!

El desconocimiento de la salud de Chávez pica y se extiende. Mientras todos estamos atentos a los chismes de pasillo y a las declaraciones oficiales más o menos creíbles, en el país hemos descuidado de alguna forma hacia dónde queremos ir en el 2013.

Podemos sacar conclusiones sobre lo que ocurrirá el 10 de enero, pero mejor debemos reflexionar acerca de los resultados de las elecciones del 16D y de las próximas de abril de 2013. Nuestras victorias no se sacan de grandes “golpes” electorales, sino de batallas pequeñas sin mucha noticia y exposición en medios, además de un plan estratégico proyectado a años y no a meses. A veces la MUD es como un carro viejo, trata de solventar los problemas urgentes, sin ver lo que genera la falla, solo importa que ande, temporalmente.

Como ciudadanos de a pie, debemos ser más protagonistas que simple seguidores que un mesías político, que en realidad no existe -y no existirá- propiamente en nuestro país. Para las elecciones de gobernadores hubo candidatos que están en el ruedo político antes de que llegara el chavismo al poder, e igualmente los que dirigen actualmente varias alcaldías están en la misma situación. La culpa es de parte y parte. Por un lado la humildad de los dirigentes políticos de aceptar que pasó su hora, y la iniciativa de la sociedad civil de postular candidatos fuera y dentro de los partidos políticos que pueden representar mejor a un municipio o gobernación.

Considero que la MUD debe abrir espacios para un liderazgo participativo. El trabajo en las bases de cada comunidad no se está haciendo o se ha hecho mal, porque los resultados han sido palpables y medibles en las dos elecciones de 2012, que han favorecido al partido que gobierna. A veces pienso que nuestros líderes de oposición son como la gente cuando entra el metro en Chacaíto: a correr para agarrar un puesto, sin importar quien verdaderamente está capacitado, habilitado y tiene conexión con los electores para gobernar.

Podría dar mi opinión acerca de una elección presidencial para el 2013, pero todavía es muy pronto. Las declaraciones del chavismos son enfocadas a mantener la “integridad” de la revolución, mientras la oposición tiene diversas opiniones, planteamientos e iniciativas que vuelven gravemente a denotar falta de cohesión en los momentos más importantes.

Está claro que debemos abrirnos a nuevos liderazgos. Es palpable que hay algunos que funcionan, pero a otros hay que decirles good bye. Es evidente que nosotros, como sociedad civil, debemos ser metidos, levantar la mano y decir: aquí estoy. Tómenme en cuenta, quiero construir un país.

Feliz Año 2013.

Artículo publicado en el diario El Universal (Venezuela) sábado 29 de diciembre de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario