Páginas

22/5/13

Silva como un pajarito


Las supuestas grabaciones de Mario Silva solo reafirman el rumor popular de las fricciones que existen dentro del chavismos lideradas por Cabello; la corrupción a paso certero y con descaro; el fraude electoral; la inefiencia del Vicepresidente, y las posibles fallas del liderazgo de Maduro como Presidente de Venezuela. Todo esto se sabía, y sin bien ha sido un revuelo en redes sociales y en medios de comunicación, hasta qué punto tiene continuidad esa declaración para conseguir lo que queremos. Como era de esperarse, los involucrados en la conversación lo niegan, y ha cobrado sus primeras víctimas: La Hojilla y compañía.

El que pega primero, pega dos veces. Esta semana era una oportunidad valiosa para exponer y deblitar al gobierno ilegítimo, y continuar con más acciones de este estilo. El pájaro silbó, y al parecer muchas cosas volvieron a su cause, entre otras, el derecho de palabra a los diputados de la oposición en la AN. Del mal siempre se saca un bien mayor. Si hicieramos cosas contudentes semanalmente, obtendríamos muchas satisfacciones, y mantedríamos el dominio del balón.

Capriles ha seguido consejo y está visitando Venezuela. Eso es clave. Siempre que existan medios de comunicación que difundan sus recorridos. Mientras Maduro trata de ganar liderazgo en Miranda, Capriles lo hace en los otros estados. No olvidemos que todavía estamos en campaña, y que si bien, dudo mucho, que vaya a darse un conteo manual, nunca habrá que afirmar -porque es la verdad- que Maduro es el Presidente legítimo. Lo seguro, y a lo que debemos apostar, es a ganar: a) elecciones de alcaldes; y b) revocatorio presidencial. Como nunca se sabrán los detalle de la enfermedad y muerte de Chávez, tampoco se dará visibilidad a los votos contra las papeletas del 14A, y si en verdad Maduro ganó, como reafirma el CNE.

No podemos olvidar que el mismo día que se difundió la grabación, Maduro se reunió con representantes de dos de los principales canales de televisión de señal abierta para tratar la forma de promover la paz. Además, dijo Maduro, que los nuevos dueños de Globovisión querían hablar con él. En el fondo, esto evidencia intereses comunes, en especial para Maduro, de poder dopar a los venezolanos a través de mensajes y programas llamando a la concordia y a la erradicación de la violencia, cuando frente a la pantalla de cada televisor ocurre algo diferente en cada estado, ciudad, barrio o calle donde vivimos. Básicamente su esfuerzo chantajista es tener el dominio absoluto de los medios de comunicación, incluyendo Globovisión, para liderar un país con fuertes mensajes de esperanza siendo él mismo el “galán” de la tele-no-velas. Si Capriles picó adelante el lunes con la grabación, Maduro lo está intentando a mediano plazo con todas las televisoras.

No pienso que los gobiernos y organizaciones internacionales aporten. Nuestros problemas debemos resolverlos internamente. Muy por encima está la dignidad como nación para ir a pedir cacao, una declaración o una limosna a un país vecino o aliado de la causa opositora. Porque en la misma medida que levantamos fuertes críticas frente a la intromisión de los gobiernos “hermanos” que se benefician y enriquecen desde el mandato de Chávez, nuestra contraparte alega que nosotros hacemos lo mismo.

Sigamos luchando para que seamos una sola Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario